Los juegos en la nube, cloud gaming, o juegos en streaming, no son simplemente un término de moda. Es un servicio cada vez más popular que está tratando de cambiar la forma en la que jugamos. En lugar de realizar un gran desembolso de dinero en una consola o un PC gaming, ahora puedes disfrutar de tus juegos de una forma similar a como vemos películas en streaming.

¿Qué son los juegos en la nube?

Los juegos en la nube son una tecnología mediante la cual, los juegos son ejecutados en los servidores del proveedor del servicio. Gracias a esto podemos disfrutar de videojuegos de alta gama en dispositivos tales como portátiles, tablets, y móviles, con una buena conexión a internet.

De esta manera, si queremos jugar a las últimas novedades en videojuegos, no necesitaremos contar con los habituales requisitos mínimos en nuestro equipo. Y asimismo, se elimina también el tener que actualizar regularmente el hardware de nuestro PC.

Hace unos años, veíamos este tipo de servicio muy lejano. Esto era debido, entre otros factores, al excesivo ancho de banda y precio de los servidores necesarios para disponer de él. También debemos tener en cuenta que, cuando esta tecnología daba sus primeros pasos, contábamos con una latencia y una compresión que la perjudicaba considerablemente. Pero ahora, estos elementos han mejorado. Gracias a la mayor disponibilidad de fibra de alta velocidad, es una estupenda opción para las personas que no estén dispuestas, o no puedan, gastar una elevada cantidad de dinero en un PC gaming.

¿Cómo funcionan los juegos en la nube?

En un servicio de juegos en la nube, las acciones que realizas en tu equipo mediante el ratón y el teclado, o el gamepad, son enviadas al servidor, en el cual el juego se está ejecutando. A continuación, el servidor recibe tus acciones, las procesa, renderiza el juego, y te envía de vuelta la imagen y el sonido de la partida. De esta forma, no importa qué especificaciones tengas en tu equipo, puesto que el servidor puede ejecutar cualquier juego en alta calidad; siempre y cuando dispongas de una conexión lo suficientemente buena.

[dt_gap height=”15″ /]

Cómo funcionan los juegos en la nube[dt_gap height=”5″ /]

¿Qué ventajas aportan?

El coste de un pc gaming de 1000€, pagado en 4 años, es de más de 20€ mensuales. A este coste hay que sumarle, por un lado, el precio de los juegos; y por otro, las actualizaciones de hardware que necesitarás realizar, para cumplir con los requisitos de los últimos títulos que se lancen al mercado de los videojuegos.

En contraposición, a día de hoy, tienes disponibles algunos servicios de juegos en la nube por menos de 10€. Por lo que podemos decir que los juegos en la nube pueden resultar, en general, más económicos.

Otra ventaja a tener en cuenta es que los juegos en la nube, en muchos casos, te permiten comprobar por ti mismo si un juego merece la pena, sin tener que hacer una inversión especial en hardware y/o en la adquisición del juego.

Cabe destacar también que, un portátil con características comparables a las de un PC gaming, suele ser pesado, además de tener un precio bastante elevado. En cambio, con los juegos en la nube, puedes disfrutar de una gran potencia allá donde vayas, en un dispositivo liviano, como un ultrabook, o incluso un smartphone.

¿Por qué querrías seguir con tu PC o consola?

A pesar de que la latencia se ha ido reduciendo, hasta el punto de que los juegos en la nube son viables, nunca será tan baja como la ejecución del juego en local. Si juegas a videojuegos competitivos multijugador, probablemente prefieras, al menos de momento, jugar en tu propia configuración, incluso con una buena conexión.

Tu conexión es algo que influye directamente en la calidad del vídeo. Cuanto mejor sea tu conexión, mayor será la calidad del vídeo que los servicios podrán enviarte. Un buen servicio aprovechará el extra de ancho de banda, y te proporcionará una mejor experiencia.

Algunos aspectos de la experiencia de usuario aún necesitan ser perfeccionados. Por ejemplo, algunos servicios no soportan la entrada de audio para chat en el juego; y en otros, no se puede usar un gamepad.

Otro punto a tener en cuenta es la potencia de hardware, la cual varía considerablemente de un servicio a otro. Algunos anuncian capacidades 4K, mientras que otros proporcionan potencias equiparables a la de una consola o PC de gama media.

¿Qué podemos esperar en el futuro?

Los juegos en la nube también son prometedores para el futuro. En pocos años, todos estos servicios han mejorado mucho, y todo apunta a que seguirán haciéndolo. A medida que aumente la calidad del streaming y disminuya la latencia, con un acceso más amplio a conexiones de fibra de alta velocidad y 5G, podríamos empezar a ver los PC gaming como dispositivos voluminosos y anticuados, en comparación con las alternativas en la nube, y la flexibilidad que nos ofrecen.